18 mayo 2020

Rosquillas de San Isidro (listas, tontas y Sta. Clara)






Ingredientes para las rosquillas Tontas:

50-100 gr azúcar blanco
50 gr de aceite de oliva suave o girasol
500 gr de harina de trigo
5 huevos
20 gr de licor de anís

En un bol poner los huevos junto con el azúcar y batir hasta integrarse bien, añadir el aceite, el anís, batir hasta integrarse bien y por último añadir la harina tamizada y batir en la amasadora durante 15 - 20 minutos. 

Precalentar el horno a 220º con ventilador.

Una vez terminado el tiempo de amasado con las manos engrasadas en aceite ir cogiendo bolitas de masa hacer un agujero en el centro y hacer la forma de la rosquilla. Ir colocando las rosquillas en una bandeja de horno forrada con papel de horno. Pintar con huevo batido antes de hornear.

Introducir la bandeja en el horno y hornear durante 15 minutos a 220º y bajar a 180º durante 5 minutos mas.
Estas rosquillas son las llamadas Tontas al no llevar nada por encima.
 
Glaseado para las rosquillas Sta. Clara:

200 gr de azúcar glas
20 gr de zumo de limón
1 clara de huevo (puede ser pasteurizada)

Batir la clara de huevo a picos suaves, añadir el zumo de limón y por último incorporar poco a poco el azúcar glas y mezclar todo muy bien.

Bañar solo la parte de arriba de las rosquillas y dejar secar sobre una bandeja a temperatura ambiente.

Almíbar y Glaseado para las rosquillas Listas:

Almíbar:

200 gr de agua
20 gr de zumo de limón
200 gr de azúcar blanco 

poner en un cazo el agua y el azúcar y llevar a fuego medio hasta que el azúcar se haya disuelto, es entonces cuando incorporamos el zumo de limón, dejamos unos minutos que hierva y retiramos del fuego el cazo y dejamos enfriar. 

Mientras se enfría el almíbar hacemos el glaseado.

Glaseado: 

300 gr de azúcar glas
60 gr de agua
20 gr de caramelo líquido
20 gr de zumo de limón

Mezclamos en un bol el agua, el caramelo y el zumo de limón y echamos el azúcar glas poco a poco hasta que esté todo bien integrado. La textura tiene que quedar espesa. 

Cogemos las rosquillas y las bañamos en el almíbar primero y bañamos cada una solo por la parte de arriba con el glaseado de caramelo. Una vez tengamos bañadas en el glaseado todas las rosquillas y estas estén secas, con una cuchara o manga pastelera echar el glaseado sobrante sobre las rosquillas en forma de enrejado y dejar que sequen a temperatura ambiente.

Fuente: Nessie's Bakery

 


No hay comentarios: